Viajar te cambia

Todo sobre las mejores viajes

Catering y fotógrafos de boda: cómo escogerlos

Son muchos los aspectos a tener en cuenta a la hora de preparar una boda, pero sin duda hay dos muy importantes: el catering y los fotógrafos de boda. ¿Y por qué? El catering es lo que le ofreces a tus invitados, además de donde pasáis más tiempo y donde realmente tiene lugar la celebración, así que ofrecer una deliciosa comida y de calidad es un punto a tener muy en cuenta y en el que trabajar. En cuanto al fotógrafo, ¿quién si no iba a hacer unas bonitas fotos con las que recordar ese día tan importante en tu vida? Escoger tanto el catering o el fotógrafo de boda hay que hacerlo con tiempo y con cabeza. Eso sí, lo imprescindible en ambos casos es ponerse en contacto con al menos tres empresas o profesionales y valorar lo que ofrecen, las referencias con las que cuentan y los precios que tienen.

fotógrafos de boda

CATERING

  • Tipo de celebración

Hay diferentes tipos de empresas de catering. Algunas más grandes (y que por tanto pueden encargarse de muchos invitados), otras más pequeñas, especializadas en bodas, comida más tradicional, nuevos sabores, etc. Por lo tanto, dependiendo del tipo de celebración que vayas a realizar tendrás que acudir a un tipo de empresa u otra. Hay quienes prefieren que el banquete se base en el menú típico (entrantes, primer plato, segundo plato, postre, tarta, etc.), mientras que otros prefieren una especie de bufet con recetas y platos más actuales.

  • Productos de calidad

Los platos que ofrezcas en tu boda son importantes, pero aún más son los productos con los que elaboras esas recetas, así que un punto a favor es saber qué productos utiliza la empresa de catering, si son locales y, por supuesto, de temporada.

  • Logística y servicio

Si estás pensando en ofrecer un catering de tu boda, lo más probable es que el lugar de la celebración no sea un hotel o un espacio que cuente con profesionales del servicio. Ofrecer un catering no se limita solo a la comida, sino que implica el montaje y desmontaje de las mesas, la decoración del lugar, un servicio de camareros, etc. Saber si la empresa de catering también ofrece estos servicios es importante y un punto a favor a la hora de escogerla.

  • Servicios personalizado

Más allá del montaje de las mesas, es probable que tengas peticiones especiales para el día de tu boda (servir cócteles, por ejemplo), por lo que es importante saber si los trabajadores de la empresa pueden adaptarse a tus necesidades.

 

fotógrafos de boda

FOTÓGRAFOS

  • Haz una entrevista personal

Realizar las fotografías de tu boda es una oportunidad única y no hay forma de volver hacerlas si hubiera algún problema, así que es muy importante la comunicación con el profesional. Por ello, reunirte con el fotógrafo para que te enseñe su portfolio y ambos podáis hablar de todos los detalles que requiere el trabajo es muy importante. Precio, horario, resultados, originales, digital, etc., ¡no te olvides de ningún punto!

  • Calidad de las fotografías

Hacer fotos no es solo presionar el botón de la cámara, sino que implica técnica, originalidad, posterior edición, iluminación, etc. La profesionalidad de un fotógrafo de bodas tiene que verse en las imágenes que toma, así que no dudes en comprobar sus trabajos y en preguntar por el formato en el que recibirás tus fotos (reveladas, CD, USB, etc.).

  • Formalidad en los detalles

Los detalles que ha de cumplir el fotógrafo de boda: hora, lugar, horario, número mínimo de fotografías, retoques, etc. No dejes ningún cabo suelto, háblalo en detalle con el profesional y asegúrate de que es una persona que cumple su palabra (recurre a las referencias).

  • Contrato

Que esté abiertamente dispuesto a firmar un contrato en el que se especifiquen todos los detalles a cumplir es muy importante, pues denota profesionalidad y es la mejor manera para que todo quede claro y no ocurran imprevistos.

Luna de miel: 5 sugerencias paradisíacas y baratas

Hola!

¿Estás planeando tu luna de miel y no aún has decidido dónde ir? ¿No tienes mucho presupuesto y te da miedo empezar a planear el viaje y ver que todo es demasiado caro? No te preocupes, hay tantos destinos que encontrarás la luna de miel perfecta para ti y tu pareja. A continuación te damos algunas sugerencias paradisíacas y baratas, si bien algunas son más caras porque están más lejos… ¡también hay algunos destinos cercanos preciosos y en los que celebrar tu luna de miel ideal!

luna de miel

Maldivas
Ir a las Maldivas es uno de los viajes más idílicos que puedes hacer por tu luna de miel. Azules y verdes imposibles, arena blanca por doquier, arrecifes de coral, relax absoluto, deportes acuáticos en los que descubrir un mundo submarino sin igual. ¡Es el paraíso! Pero está lejos, concretamente en el océano Índico, por lo que el avión no bajará de los 500 euros (ida y vuelta) y si eliges un buen resort también te saldrá por un buen pico. Si te lo puedes permitir, adelante, pero no es innegable que es caro.

Pero tenemos más opciones para ti.

luna de miel

Tailandia
Tailandia lo tiene todo. Desde ciudades como Bangkok en las que descubrir una cultura impresionante hasta restos arqueológicos milenarios, selvas y, por supuesto, unas playas de infarto. De nuevo, el paraíso, aunque con una muy dosis de ciudades caóticas tan típicas del lejano Oriente si además de descansar te gusta descubrir nuevos lugares. El precio baja en este destino. Puedes conseguir vuelos por 500 euros ida y hoteles por 50 euros la noche. ¿Lo mejor? El día a día: 5 euros por comida.

luna de miel

Malta
Malta está mucho más cerca que los anteriores destinos pero sus playas y sus lugares naturales son muy impresionantes también. Sus ciudades y pueblos son estupendos para pasear y para descansar. ¿El precio? Unos 200 euros ida y vuelta. El precio de los hoteles varía, pero por 100 euros la noche puedes encontrar buenas habitaciones.

luna de miel

Croacia
Croacia es un país olvidado de Europa, pero su belleza es incuestionable. Dubrovnik, Zagreb, Zadar y Split son ciudades llenas de arquitectura, secretos y deliciosa comida. Este país mediterráneo tiene una cultura muy similar a la nuestra, por lo que podrás degustar platos y vinos riquísimos, además de disfrutar de unas playas estupendas. El interior del país también está repleto de montañas en las que hacer senderismo. Comer en Croacia significa pagar unos 8 euros por el menú. Los hoteles suelen costar unos 45 euros por noche, mientras que puedes volar por unos 200 euros ida y vuelta.

luna de miel

Italia
Y como último destino: la Riviera italiana. Italia está muy cerca y también tiene playas estupendas. Pero nosotros te proponemos hacer un crucero. Bien saliendo desde allí, o empezando en España para llegar hasta alguna isla italiana. En este caso los precios pueden rondar por los 800 euros con todo incluido.